Un caso práctico de los Eclipses y su efecto

Todo comienza cuando sale una noticia de un problema con los fondos de la campaña política en Argentina, donde se identificaron contribuyentes a la campaña que no lo fueron, los cuales supuestamente hicieron aportes en efectivo. Si bien este tema recién sale y está en manos de la justicia, vale la pena analizarlo porque tiene repercusión pública.

Los eclipses se repiten con una frecuencia de 19 años, y los eclipses que se den por ejemplo en el año en curso (2018), son similares a los que ocurrieron en 1999. Si bien hay eclipses todos los años, individualmente van a tener alguna importancia, cuando estos hagan algún aspecto con planetas de la carta natal de cada individuo. Esto quiere decir que los eclipses pueden tener un efecto “personal” dependiendo del aspecto que hagan.

Se puede hacer una lectura “global” del impacto del eclipse dependiendo de los signos y aspectos que hagan con los planetas en el momento del eclipse, pero en este caso, nos centramos para entender cómo se puede manifestar la energía del eclipse a nivel personal. Los efectos del eclipse se pueden materializar hasta 6 meses después de día del eclipse o en algunos casos por tiempo más prolongados, cuando estos se refuerzan por los otros eclipses del grupo.

Los eclipses del 2018 (al igual que de 1999) son los siguientes:

1 – Total LUNAR Eclipse 2018 enero 31 –  11 grados 37′ de Leo

2 – Parcial SOLAR Eclipse 2018 febrero 15 – 27 grados 08′ de Acuario

3 – Total LUNAR Eclipse 2018 Julio 27 – 4 grados 45′ de Acuario

4 – Parcial SOLAR Eclipse 2018 agosto 11 – 18 grados 42′ de Leo

Eclipse adicional para el 2018

Parcial SOLAR Eclipse 2018 Julio – 20 grados 41′ de Cáncer

En el grafico podemos ver la carta del presidente de Argentina y donde cada eclipse que se registró tanto en 1999 como en el presente año toca su carta natal y los aspectos que manifiesta.

El primero fue el eclipse de Luna el 31 de enero y toca justo entre la casa II (ingresos) y la casa III (comunicación, viajes cortos, familiares indirectos). Al estar a 3 grados del Urano natal hace conjunción. Este aspecto puede generar un estado tipo neurótico, donde se reacciona instintivamente sin pensar, hace difícil mantener el hilo de pensamiento, las ideas pasan muy rápidamente mezclándose unas con las otras. Se pierde claridad. Con respecto a los viajes cortos se pueden tener problemas con imprevistos y/o accidentes. Si le sumamos a esto que le hace oposición al Sol en la casa IX (la ley, creencias y estudios superiores y el extranjero – otros países), puede llegar a surgir temas legales en relación a la casa III.

El segundo fue el eclipse de Sol del 15 de febrero y toca justo en la casa IX (la ley, creencias y estudios superiores, el extranjero – otros países) hace conjunción con la Luna, cuadratura con Marte en la casa XII (del subconsciente, lo oculto, los hospitales y las cárceles) y oposición con Plutón en la casa III (comunicación, viajes cortos, familiares indirectos).

La Luna rige el subconsciente, lo femenino y las fluctuaciones y Plutón se lo conoce como el ave Phenix, es muerte y resurrección (no literal, pero figurativamente), el reciclaje, lo atómico, el poder en su máxima expresión. Marte, como dios de la guerra habla de violencia, fuego y energía descontrolada. Este eclipse activa las fuerzas de las casas en cuestión como así también las energías de los planetas mencionados. Tanto la oposición como la cuadratura generan energías de choque agravadas por los planetas que intervienen.

El tercer eclipse es el que viene el 27 de julio en Acuario es de Luna, el cual toca la casa VIII (los bienes compartidos, los impuestos, seguros, y ganancias logradas no por el ingreso del trabajo). En este caso no toca ningún planeta de la carta natal, pero igual activa los temas relacionados a esta casa.

El cuarto eclipse es para el 11 de agosto y es de Sol el cual toca la casa IX (la ley, creencias y estudios superiores, el extranjero – otros países), hace conjunción con el Sol natal y en oposición con Urano en la casa III (comunicación, viajes cortos, familiares indirectos)

En resumen, estamos hablando de bienes compartidos, ingresos más allá de los que uno gana con su trabajo, temas legales o con el extranjero, problemas en las comunicaciones y en los viajes cortos como así también nerviosismo y comportamiento agresivo y sobrepaso en el uso del poder. Todas estas energías están en juego y lo estarán para los próximos meses.

A continuación, se puede acceder a un link de un artículo del año 1999 que da una idea de cómo se manifiestan estas energías. Más allá de la resolución que tuvo el problema, lo importante es entender cómo se pueden llegar a manifestar.

https://www.clarin.com/sociedad/accidente-auto-macri-chica-grave_0_HyS3f0lCKx.html

thenewroads.com

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply