Nuestra capacidad de discernimiento en la actualidad

Uno de los problemas con los que nos enfrentamos en estos tiempos, es la falta de capacidad de razonamiento que utilizamos ante las cosas. Hemos ido atrofiando nuestra capacidad innata de discernimiento y la hemos reemplazado por el consumo directo de información, sin hacer un análisis de la misma o sin entender, que no existen hechos aislados, sino que cada parte forma parte de un todo, el cual está y funciona, ínter relacionado y en constante comunicación entre si.

Consultamos la astrología en determinado momento para ver que nos está pasando, y por lo general es, cuando estamos atravesando un periodo problemático. Nos olvidamos o no tenemos en cuenta, que tanto los planetas como nosotros, estamos en constante movimiento y que a cada momento, estamos influenciados por distintos aspectos planetarios, los cuales nos predisponen o condicionan de determinada forma.

La astrología determina que estamos dentro de ciclos energéticos que se repiten, con lo cual, porqué buscamos la explicación de algo limitándonos solo a ver que está pasando en el momento y no tenemos en cuenta en que ciclo nos encontramos y ver si esto se repitió en el pasado?

Si hablamos de hechos significativos, lo mas probable que estemos en un ciclo por el cual ya pasamos anteriormente. Consideremos que si bien hay ciclos que se dan una vez en la vida, estos son mas de transformación personal a gran escala. Por otro lado, cuando nos encontramos ante situaciones personales complicadas (salud, dinero y amor), estas se enmarcan en ciclos que se repiten.
Para aquellos que no lo entiendan así, vale mencionar que el único propósito por el cual estamos en esta vida, es para evolucionar. Estamos en la “escuela de la vida” y el único objetivo es superarnos a nivel personal. Esta tarea, al igual que cuando estábamos en el proceso educativo, los exámenes lo pasábamos a nivel personal, mas allá que hayamos estudiado en grupo. Para aquellos que estudiaban en grupo, bien sabrán que por más que estudiaban juntos, algunos pasaban el examen y otros no.
En nuestra vida podemos ser muy exitosos en nuestras actividades, haber logrado acumular riquezas y bienes, haber adquirido fama y demás, pero al final, cuando “se apaga la luz”, nada de eso tiene valor. En este plano pueda que solo quede el recuerdo y no siempre, al igual que las historias verídicas o inventadas que cada uno hará desde su punto de vista, las cuáles nunca van a reflejarse tal cual las experimento o vivió el que ya no está.

En conclusión, para aquellos momentos difíciles por los cuales todos podemos atravesar en nuestras vidas, la astrología es la herramienta que nos permite ubicarnos en tiempo y espacio, no solo para ese momento en particular, sino para poder entender en que momento anteriormente pasamos por algo similar.
Haciendo un análisis a conciencia del pasado, sin mentirnos, sin ocultarnos a nosotros mismos los hechos reales que pasaron (los cuales solo nosotros los sabemos) y ver como reaccionamos a estos, eso nos tendría que dar la respuesta para comprender mejor la situación por la cual se esta atravezando en el presente.

Recordar que todo nuestro ambiente refleja o canaliza las energías planetarias del momento. Las energías pueden ser similares, nuestra respuesta a ellas tendría que ser diferente. De acuerdo a como respondemos, podemos entender si hemos evolucionado o no. Volvamos a rescatar el poder del discernimiento, el cual es nato en cada uno.

Advertisements