Las Celebraciones Populares y los Astros

Las Celebraciones Populares y los Astros

Las razones atrás de las razones de las celebraciones

A través de los tiempos las distintas civilizaciones y culturas, estuvieron pendientes de los movimientos de los astros, ya que comprendían la relación de determinados eventos celestiales y su manifestación en la tierra.
Cada una de las antiguas civilizaciones habían desarrollado un método que les servía para analizar las influencias del momento. Principalmente se utilizaron para el desarrollo de la agricultura, pero no se limitaron solamente a ese aspecto.

De las civilizaciones antiguas, Egipto es de la cual hoy se cuenta con más información. Los egipcios habían desarrollado calendarios tanto lunar, como solar y de la estrella Sirio (la estrella del perro).
El calendario solar contaba con 360 días, más 5 días restantes para la celebración del nacimiento de los dioses Osiris, Isis, Set, Neftis y Haroeris. El calendario solar egipcio fue adoptado por el imperio romano en tiempos de Julio Cesar y se utilizó hasta su modificación en 1582, con la reforma gregoriana. El papa Gregorio XIII determinó que el año comenzara el primero de enero, y hay varias versiones de porque se eligió ese día.

Antes de la reforma gregoriana, el año nuevo se celebraba con el comienzo de la primavera, coincidentemente cuando el Sol entra en el signo de Aries (identificado en la astrología con la cabeza del cuerpo humano).

Para citar una celebración que todos conocen como la Pascua, vale mencionar la relación directa entre las fechas del Carnaval, y la celebración de Pascuas.

Los judíos comenzaron a celebrar la Pascua en conmemoración de su Éxodo desde Egipto. Vale aclarar que el calendario judío es lunar (con un mes de 28 días). La Luna pasa por 4 momentos en este ciclo de 28 días, los cuales son, luna llena, cuarto menguante, nueva, y cuarto creciente, para luego de esto comenzar un nuevo ciclo.

El origen de la celebración de la Pascua se define en el libro del Éxodo (Biblia – Antiguo Testamento), la cual se celebra en base a las fases de la luna. La Pascua cae en la primera Luna llena después del comienzo de la primavera en el hemisferio norte (otoño en el hemisferio sur).
Dependiendo de cuando se da la luna llena, la Pascua puede caer entre el 22 de marzo y el 25 de abril. En base a esta fecha, 40 días antes se celebra el Carnaval.

El Carnaval era en antaño la fiesta de comienzo de despedida del invierno (en el hemisferio norte), donde se tenía que consumir toda la comida (especialmente a base de carnes) que se había almacenado para pasar el invierno. Con la proximidad de la primavera y su consecuente aumento de la temperatura, los alimentos almacenados se descompondrían (no había refrigeración).

A través del tiempo, estos eventos fueron tomando un carácter religioso y la iglesia católica, define la Cuaresma, que comienzan a los 40 días antes de la Pascua donde no se debe comer carne.
Recordemos que, en la antigüedad, luego de haber consumo la carne que quedaba del invierno que estaba terminando, ya no quedaba carne almacenada.

Es Interesante ver como a través del tiempo se produjo la transformación de una celebración o acontecimiento relacionado a algo práctico, como consumir las reservas de alimentos antes que se echen a perder, en una celebración de orden religioso. Muchos hoy no conocen el origen de las celebraciones que festejan.

No está de más hacer un alto y recordar dos cosas. La primera, es que el inicio de la civilización actual comenzó en el hemisferio norte, y la mayoría de las fechas de celebraciones tradicionales corresponden a eventos importantes en esa parte del planeta.

Tanto el comienzo de la primavera (entre marzo y abril) considerando las fases de la luna, la aparición de Sirio, el solsticio de diciembre con el comienzo del invierno, y la celebración de Saturnalia, tenían un origen relacionado a cambios de estación, inundación del rio Nilo, eventos pasados del pueblo judío y demás, donde la luna, el sol y otros planetas estaban asociados a cambios en la vida diaria de las personas.

Con respecto a la celebración de Saturnia, la cual era de descontrol y podríamos decir hasta de salvajismo, era el periodo donde ahora se celebra la Navidad y coincide con el sol entrando en el signo de Capricornio, el cual está regido por el planeta Saturno.

Algo muy importante para mencionar es que estamos hablando de Occidente. Hasta lo podríamos acotar al área que cubrió el imperio romano, el cual declaró al cristianismo su religión oficial bajo el reinado del emperador Constantino, y luego paso a América con el descubrimiento. En Oriente otras son las costumbres, tradiciones y demás; y hasta utilizan otro tipo de astrología.

Esto que parece algo trivial, hace que exista una diferencia muy marcada entre las distintas culturas y creencias, como por ejemplo el concepto de la reencarnación, la cual no se considera en las enseñanzas de Occidente, siendo algo común en Oriente.

Como podemos ver, las celebraciones como la Pascua, la Navidad y los Carnavales solo para mencionar los más conocidos, no se celebran en Oriente. Si bien el año nuevo es algo que tiene difusión mundial, casi todos ya están familiarizados con el año nuevo chino, el cual varía su comienzo dependiendo del calendario lunar, al igual que el calendario judío, musulmán y del que tenían los pueblos originarios de Centro y Sud América.

A través de los siglos, los movimientos de los astros han determinado las distintas partes en las que dividimos el tiempo, fijamos los calendarios y realizamos las celebraciones, las cuales algunas distan bastante de su significado original, pero no queda ninguna duda, que los cuerpos celestes fueron los principales indicadores para su definición.

Resumen 2020

Gran Conjunción Júpiter y Saturno junto al solsticio de diciembre 2020