Enero 2020 Crisis Institucional Global

En el año 2008, Plutón ingresó en el signo de Capricornio y estará en ese signo zodiacal hasta marzo del 2023. Capricornio es un signo cardinal y de tierra el cual está regido por Saturno. Capricornio refleja responsabilidad, trabajo duro, terquedad, alcanzar la meta por cualquier medio, liderazgo y estructura. A escala global representa la autoridad, los gobiernos y las estructuras organizativas mundiales.

A partir del 2008, cuando Plutón entró en Capricornio, nos enfrentamos con la cruda realidad de la crisis financiera global, la cual fue causa de la desmedida codicia de las grandes instituciones financieras mundiales y de los gobiernos que miraron hacia otro lado, dejando que la corrupción y la mala gestión pudiera ocurrir.

Plutón, que se identifica como el ave fénix, el cual se destruye y renace de sus cenizas, comenzó un nuevo proceso al hacer colapsar la economía en general y como consecuencia, crear una recesión a nivel global. El desplome de la economía mundial si lo mostramos en un gráfico, dio forma a lo que una autoridad del FMI llamó la bañera victoriana. Lo que significa que la economía global estaba en el punto más alto cuando cayó en ángulo, tocó fondo durante un corto período y luego comenzó una ascensión gradual de la que alcanzó a llegar solamente a la mitad de la altura donde estaba antes de la caída.
El pronóstico fue que la economía global nunca más volvería a alcanzar el punto de crecimiento y rendimiento al cual se había llegado antes de comenzar la caída.

A finales del 2017, Saturno entró en el signo de Capricornio. Saturno en Capricornio está en su casa, es el gobernante de la misma, es el jefe.

Como civilización se espera que evolucionemos, que aprendamos de nuestros errores y que vayamos mejorando a medida que avanzamos. Plutón a partir de 2008 dejo a la luz lo que estaba podrido, dejo a las claras hasta dónde puede llegar la codicia humana. Como todos sabemos, las mismas instituciones y los gobiernos que crearon el problema, en lugar de hacer una purga, hacer justicia y sacar de la sociedad a los actores responsables de tal desorden, en complicidad, encontraron la manera de salvarse, rescatando a las instituciones y dirigencia corrupta y pusieron la carga fiscal del rescate sobre el resto de las personas que nada tuvieron que ver con el problema. Esas acciones no solo afectaron a la generación actual, sino también a las generaciones siguientes.

En pocas palabras, Plutón presentó la oportunidad de arreglar las cosas, y no se hizo nada para solucionarlo, sino simplemente se cubrió todo con maquillaje.
En este momento Saturno sigue los pasos de Plutón y todos vamos a experimentar su energía. Tuvimos nuestra oportunidad como sociedad de arreglar las cosas después del 2008, y dejamos pasar una gran oportunidad para hacer las cosas como corresponde. En este momento se podría decir que la cosa está fuera de nuestro control. Saturno no es una energía fácil de manipular o negociar, especialmente cuando hablamos de cosas que no están bien y se tienen que arreglar.

En enero del 2020, Plutón y Saturno estarán en conjunción a 22 grados de Capricornio y el día 10, habrá un Eclipse Lunar a 19 grados de Cáncer, con el Sol a 19 grados de Capricornio. A su vez Mercurio (gobernante de la comunicación y el comercio) estará allí y dada esta combinación a 3 grados de diferencia, podemos considerarlos en conjunción. La energia de Plutón, Saturno y el Eclipse se verá magnificada por estos aspectos.
La energía del eclipse podría manifestarse por ciertos eventos alrededor del 10 de enero y su efecto se podría llegar a sentir durante los siguientes 6 meses.

Podemos esperar una gran agitación y cambios financieros y gubernamentales significativos a escala mundial. Al momento de escribir este artículo, hay una guerra económica entre Estados Unidos y China, hay inestabilidad económica en América del Sur, Alemania, Italia y España están comenzando una etapa recesiva en Europa, ya algunos bancos centrales están aplicando tasas de interés negativo y la gente está comenzando a manifestarse contra el sistema en diferentes partes del mundo.

Lo que no hicimos conscientemente después del 2008, habrá que enfrentarlo comenzando el 2020 y probablemente no sea muy agradable. Sería mejor estar preparado para eso.

No está de demás recordar que nuestro objetivo en esta vida es el de evolucionar, primero a nivel personal y segundo como civilización. Los cuerpos celestes no son responsables de nuestras acciones, simplemente nos están señalando nuestro camino y marcando nuestros errores en el proceso. Dependerá de cada uno de nosotros y del conjunto de voluntades de cómo arreglarlos.

http://www.elnuevocamino.com

Advertisements