Astrología – Comprendiendo el Cuerpo Humano y las Influencias que lo Afectan

Muchas personas toman la astrología como un pasatiempo, o algo de lo que hablar al pasar, tal como su signo solar y su personalidad, o cómo sus caracteristicas debido a su signo y demás, pero por lo general el conocimiento sobre la astrología se detiene allí. A nivel general existe un conocimiento muy superficial de lo que es la astrología.

Se la puede tomar como una terapia alternativa, o superstición, o brujería o simple entretenimiento, simplemente porque no se entiende el principio básico y la mecánica de cómo funciona. En la antigüedad, los que podían predecir un eclipse eran magos o brujos. Hoy día la NASA tiene la lista de todos los eclipses que sucederán en el futuro. Aplicando el razonamiento utilizado para catalogar hechos de la antigüedad, hoy la NASA podría definirse como una organización de magos y hechiceros.

Las “efemérides astrológicas” más antiguas que se conocen hoy día datan del 3.000 aC en forma de tablas de arcilla de los Sumerios. Durante milenios y siglos, estas tablas evolucionaron hasta las que hoy conocemos. Estas tablas que contienen toda la información relacionada con el movimiento de los planetas en el sistema solar son posibles, porque nuestro universo y dentro de él, nuestro Sistema Solar, funciona de manera predecible y ordenada. Todo funciona en equilibrio. Podemos encontrar diferentes ciclos en las diferentes partes del universo, como así también dentro y alrededor de nuestro cuerpo.

Con respecto al universo, existen discrepancias dentro de la comunidad científica donde algunos respaldan la teoría de que el universo se está expandiendo constantemente, y hay otro grupo que apoya la teoría de que nuestro universo se expande y contrae. Hoy día las cosas funcionan bajo el concepto que hasta que la mayoría de la comunidad científica no da su aprobación, esta no se convierte en “ciencia oficial”.

Volviendo a la astrología, desde el principio, el propósito de la astrología era “comprender” la correlación entre el movimiento de las estrellas y ciertos eventos personales o sociales en la tierra. La astrología no fue para consumo general durante milenios y el uso de la misma se limitaba a la clase reinante. Era “información clasificada”. Algo similar sucedió con el pronóstico del clima, cuando esta era “información clasificada”, la cual conocían y controlaban los militares. Esto fue asi hasta mediados del siglo XX donde con el avance en la tecnología aeroespacial y la disponibilidad de los satélites, la información bajó a ser pública, incluso hasta con un canal de televisión dedicado al clima.

En su historia, la astrología fue pasando de las clases gobernantes al dominio público, hasta que la Iglesia Católica la declara “herejía” junto con los que la practicaban. Esto se hizo ignorando la realidad que incluso algunos de los Papas anteriores habían sido astrólogos declarados. También es interesante puntualizar que existe una contradicción, ya que como se sabe, la Biblia está llena de predicciones y personas que predicen lo que iba a suceder a través del tiempo, incluso prediciendo el fin del mundo tal como lo conocemos.

La única explicación que podemos encontrar sobre por qué la iglesia “selló” esa información al público en general, fue la de limitar el conocimiento que puede servir para el autodesarrollo personal, y al hacer esto, la iglesia tomó el total control sobre la evolución y el desarrollo humano. Es válido mencionar que esto solo sucedió con lo que hoy conocemos como Occidente (en un momento territorio del Imperio Romano y más tarde en América por la llamada colonización).

Desde el momento en que la astrología fue declarada herejía, la astrología quedó marginada y en los años posteriores, siguiendo un patrón no al azar, se transformó en entretenimiento, con horóscopos impresos diariamente en los periódicos, pronosticando el amor, el dinero o la buena salud en cualquier día; concepto que dista mucho de la verdad para cualquiera con un poco de conocimiento en astrología.

Incluso Carl Jung en un momento de su exitosa carrera en Psiquiatría y Psicoanálisis incursionó en la astrología para comprender mejor algunos de los fenómenos de la Psique. Vale mencionar que fue criticado por algunos colegas por esta acción. Por lo general las personas rechazan lo que no entienden, no conocen o no les conviene.

Ahora llegamos a nuestros días, donde nos encontramos ante un nuevo paradigma, donde se comienzan a comprender las cosas desde otro punto de vista dado el avance tecnológico y la exposición que esto tiene en el público en general.  Ya muchas noticias de avances en distintas áreas de nuestra vida diaria, pueden llegar a sorprender pero rara vez nos lleguen a deslumbrar, como pudo ser el uso del primer TV, el primer teléfono móvil, el correo electrónico, las redes sociales y demás en su momento. Hoy día la mayoría de la población está inmersa en este nuevo paradigma del cual la astrología no está exenta. La astrologia se beneficia con toda esta informacion disponible ya que se puede explicar lo que hasta determinado momento fue inexplicable, y de esa forma llegar a un publico que necesitaba alguna prueba “cientifica” para aceptarla.

Todas esas energías que nos rodean y tienen alguna influencia tanto en nuestro comportamiento como en nuestro funcionamiento físico, poco a poco se comienzan a comprender. Lo que se definía como esotérico (porque no tenía explicación), poco a poco deja de serlo.

Parte de la nueva tecnología tiene que ver con el descubrimiento de cómo funciona nuestro cerebro y el cuerpo humano. Solo para mencionar algo relacionado, ya existen “sistemas para predecir el comportamiento humano” que son utilizados en la prevención del delito en algunos paises.

La información de la mecánica y la física cuántica desafían las leyes tradicionales de la física, e incluso la biología tiene una nueva línea de investigación llamada “epigenética”, que es el estudio de la célula y su comportamiento en relación con su entorno.

Nuestro cuerpo está compuesto por billones de células, cada una de ellas influenciada por su entorno individual y general. El cuerpo humano contiene más del 70% de agua y el resto de carbono, nitrógeno, fósforo, y demás.

Sabemos que por la Luna produce el cambio de las mareas en ríos y océanos. Nos referimos a inmensas masas de agua si lo comparamos con nuestro cuerpo. ¿Es que el agua de los ríos y mares es distinta a la del cuerpo humano? La lógica diría que el agua contenida en el cuerpo humano se verá afectada de manera similar al resto del agua.

En el campo médico se sabe que durante la Luna llena, las personas con algún trastorno psicológico se ven más afectadas que el resto; y la policía y compañías de seguros saben que durante estos períodos, hay un aumento en los accidentes de tránsito. La pregunta es, porque si esto se conoce en determinados círculos, no se reconoce a nivel “científico”, siendo que la astrología puede definir sin lugar a dudas, qué persona podría verse más afectada por el ciclo lunar, dependiendo de los aspectos de la carta natal.

En la agricultura, el ciclo de la Luna rige las diferentes actividades relacionadas con la siembra o la cosecha de cultivos. ¿Puede esto sorprender a alguien? Esto se conoce desde milenios.

Volviendo al cuerpo humano, cuando hablamos del entorno de la célula, no solo estamos hablando del entorno inmediato, sino también de todas las diferentes frecuencias y energías a las que nuestro cuerpo está expuesto (desde los rayos solares, dispositivos electrónicos, ruidosos molestos, variaciones bruscas de temperatura, temperaturas extremas, etc.)

Nuestro cuerpo, además de estar compuesto por agua y otros componentes, funciona con electricidad. Cada célula tiene un mecanismo similar al de una batería eléctrica la cual se carga en ​​base a una reacción química, que en esencia, la suma de todas las células proporciona la energía suficiente para que nuestros diferentes sistemas funcionen, los cuales los definimos como “sistemas mecánicos” (circulatorio, digestivo, excretor, endocrino, tegumentario, exocrino, inmune, muscular, nervioso, renal, reproductivo, respiratorio, esquelético y hematopoyético).

Además de nuestros sistemas mecánicos, tenemos nuestra “Unidad Central de Procesamiento” conocida como nuestro cerebro, que funciona en base a “programación automática” para administrar todos los sistemas mencionados anteriormente, además de nuestra psique, la que funciona en base a los programas cargados desde nuestro período de gestación, genéticos y programas que se continúan actualizando a lo largo de nuestra vida.

La composición de nuestro cuerpo está muy bien definida en nuestra carta natal. Es válido decir que nuestra carta natal es nuestro ADN desde el punto de vista astrológico. La carta natal define las características de nuestro cuerpo, así como áreas físicas débiles y fuertes de nuestro cuerpo, e incluso se puede determinar si la persona es propensa a alguna inestabilidad mental durante su vida.

Se han realizado trabajos donde evaluaciones psicológicas y astrológicas coinciden en los resultados, pero esta información se mantiene entre el profesional y el astrólogo. Los profesionales se reservan esta información por miedo de ser ridiculizados o marcados por otros colegas, con el detrimento profesional que esto tendría. Además, de que esto desafiaría a la profesión, algo que la epigenética hizo con la biología tradicional, y la física y la mecánica cuántica desafían el enfoque tradicional de la física.

El primer aspecto a entender, que no es parte de nuestra educación tradicional, es que vivimos en un entorno (universo) que está regido por ciclos. Tomando nuestro cuerpo como punto de partida, hay cantidad infinita de ciclos tanto fuera como dentro de nuestro cuerpo, y todos funcionan según patrones y condiciones predeterminados, y hay otros, que pueden cambiar dependiendo de nuestras acciones.

Los yoguis en la India pueden detener y arrancar su corazón a voluntad, y los monjes en el Tíbet no se congelan meditando a la intemperie en temperaturas bajo cero, pero para el resto del común de la gente, que apenas podemos interferir en nuestros “sistemas mecánicos”, tengamos en cuenta que si podemos influir en nuestros ciclos mentales si conocemos cuándo estos suceden.

La astrología hace un análisis energético de lo que genera cada planeta contra nuestra carta natal. La energía de los planetas es similar para todos, pero la carta natal es el otro componente necesario para comprender cómo esta energía influirá en cada individuo en particular. La única forma de entender cómo el movimiento planetario puede influir en nuestro ciclo de vida, es haciendo un análisis personal a partir de la carta natal. La información proporcionada por la astrología determina el ciclo energético activo para cualquier momento dado, pero dependerá de nuestras acciones su materialización.

La energía de los planetas en distintos momentos podrá manifestarse en algún resultado en nuestro cuerpo. Esto se puede dar tanto en nuestro comportamiento (Psique) como en el funcionamiento de los sistemas de nuestro cuerpo. Cada aspecto y combinación entre nuestra carta natal y la posición de los planetas genera cierto tipo de energía (expansión/restricción, similar a lo que conocemos como positivo/negativo en diferentes combinaciones y grados según el momento). De la misma manera que conocemos la posición de cualquier planeta para el pasado o el futuro, de la misma manera que la astrología puede decir el ciclo energético que cada persona transita en un momento dado.

A modo de información adicional para poder comprender mejor como nos influencia nuestro entorno (incluidos los planetas); consideremos una nueva enfermedad llamada EHS (Síndrome de Hipersensibilidad Electrónica), la cual la puede producir las frecuencias del wifi, las torres de teléfonos celulares y demás dispositivos que generan ondas de baja frecuencia.

Estudios realizados por reconocidas universidades llegaron a la conclusión que cierta música y melodías, pueden influenciar nuestro cerebro y nuestro estado de ánimo con solo escucharlas. (esto se conoce desde la época de los egipcios que usaban técnicas curativas con sonidos).

En conclusión, incorporemos en la evaluación de nuestro estado personal, el medio ambiente que nos rodea, y para aquellos que recién están ingresando en el tema de la astrología, comprendan que esta “ciencia milenaria”, encierra un conocimiento que recién ahora comenzamos a comprender en su funcionamiento interno, gracias al avance de la tecnología.

WashingtonPost publicado el 31 de agosto de 2015. (Traducción de la primera parte del articulo)

 Qué es el EHS?

 EHS es, esencialmente, un conjunto de síntomas físicos sin causa conocida. Las víctimas de EHS, estimadas como “varias” por millón de personas, tienden a experimentar una combinación de síntomas físicos como náuseas, dolores de cabeza, palpitaciones, fatiga y erupciones cutáneas / otros problemas dermatológicos, a menudo al mismo tiempo. (Con menos frecuencia, también pueden quejarse de confusión, pérdida de memoria, ataques de pánico y similares).

 Los investigadores y profesionales de salud pública han documentado estos síntomas: definitivamente son reales y los pacientes no los están inventando. EHS, para ser claros, es un síndrome real, y la comunidad internacional de la salud lo ha reconocido como tal.

Advertisements

Leave a Reply